Senderismo
Volver

22/02/2009 - 22:09:55 1017 lecturas

ANDADA POR VELILLA, EL CAMPO, LA TORRECILLA

Se realizó el pasado domingo día 22 la andada mensual de la sección de senderismo.
 

23 senderistas pertenecientes a la sección de senderismo de la A.D. Malonda, realizaron la andada mensual que esta sección tiene programadas. El recorrido se realizó por el camino del río hasta Velilla, para subir hasta el Campo y llegar hasta La Torrecilla.

La primera parte del recorrido permitió contemplar toda la vega de Maluenda y Velilla y disfrutar de su paisaje que ya va anunciando la llegada de la primavera, así como el espectacular pinar que se atraviesa para llegar hasta El Campo.

Una vez recorrida la llanura, llegamos hasta La Torrecilla, lugar privilegiado para divisar todo el valle del Jiloca, como así lo demuestra la ubicación de esta torre de vigilancia, cuya historia fue explicada a todo el grupo por el senderista Jesús Gil Alejandre, gran conocedor de la historia de nuestro municipio y que os detallamos.

La torrecilla es un puesto de vigilancia de época musulmana situado en lo alto del paraje del "Rato" desde el cual se puede divisar todo el corredor del Jiloca desde la fortaleza de Montón hasta la de Calatayud, pasando por Fuentes, Morata, que contaba con dos fortificaciones, Velilla, con tres torres de Vigilancia, Maluenda, con su característico castillo de sierra y Paracuellos.

 

También se divisan desde esta posición Munébrega, Terrer o Ateca, lugares en los que encontraríamos también torres con esta utilidad.

 

Es una torre planta redonda, realizada en piedra unida por argamasa, sin lucir, de dos pisos, con entrada en altura, a la cual se accedía a través de una escalera de madera que recogían cuando los vigilantes se encontraban dentro.

 

Desde allí se podía observar al enemigo que venía por el Campo, por la Sierra de Pardos  o por el valle del Jiloca y en cuestión de minutos quedaba avisada toda la zona mediante señales, que principalmente, eran de humo. Las comunicaciones en aquellos tiempos eran mucho más lentas y las poblaciones tenían uno o varios días para prepararse ante la llegada del enemigo y refugiarse dentro de las murallas del castillo.

 

Es una lástima el estado de conservación de esta torre de Vigilancia que tan importante función cumplió en sus años de uso. Si no se pone remedio pronto caerá y sólo quedará el recuerdo de un montón de piedras, que quizás avisaron de la importante derrota de los musulmanes en Cutanda, que hizo que los árabes de esta zona salieran huyendo dejando la ciudad de Calatayud en manos de Alfonso el Batallador en 1120.

 Os animamos a que realicéis una excursión hasta La Torrecilla para observar, además del paisaje, el estado en que se encuentran los restos de la torre, quizá entre todos podríamos hacer algo para que esta edificación no desaparezca en poco tiempo, es un símbolo de nuestro pueblo.


Haz click para visualizar más imágenes de esta andada

 
Volver